COMO ESTIMULAR A TU BEBÉ DE 0 A 6 MESES

 

“Para un bebé, el juego es algo más que pura diversión, es aprendizaje y práctica de lo que ha aprendido... es todo aquello que le estimula a utilizar su cuerpo y sus sentidos y a desarrollar su pensamiento e inteligencia.” sostiene la psicóloga y educadora inglesa Penélope Leach.
En este primer semestre de tu bebé vamos a centrarnos en estimularlo a nivel sensorial y motor. Buscaremos actividades donde estimularemos los sentidos de la vista, tacto, olfato y oído sin descuidar la estimulación motora como es el que sostenga su cabeza, se voltee, gire, colocarlo boca abajo para fortalecer todo su cuello y espalda, el uso de sus manos, para que poco a poco el bebé logre tener un control de su cuerpo.

 

 

DE 0 A 3 MESES
En estos primeros meses es sumamente importante ayudarlo a acomodarse en el mundo. Es una etapa de adaptación; tanto de la madre como del bebé. Utilizar los momentos naturales que se dan para estimularlo.

  • Hablarle con la cara cerca (30 cms.)
  • Tocar una sonaja a diferentes lados (a los costados, arriba, atrás) Debes esperar por su respuesta ya que sus movimientos son lentos.
  • Acomodarlo en diferentes posiciones para que vea los objetos de diferente manera.
  • Para estimular la vista puedes colgarle un objeto para que enfoque su mirada, y movérselo lentamente para que lo siga.
  • Para estimular el oído puedes repetirle el llanto, cantarle canciones, ponerle música. Verás cómo cambia su expresión ante los sonidos.
  • Colocarle cascabeles en las muñecas para que mire sus manos cuando éstas suenen.
  • Para estimular el tacto puedes masajearlo, llevarle las manos, los pies a la boca.
  • Al bañarlo, hacerle saber cuando le pasas la esponja con espuma.
  • Para el olfato puedes, al darle de lactar, colocarle el pezón a la altura de la nariz, para que lo busque. También le puedes colocar bajo la nariz, un algodón con diferentes olores (perfumes, limón, etc.)
  • Cerca de los 3 meses puedes ir haciéndole más ejercicios motores como colocarlo sobre un rodillo boca bajo para mecerlo hacia delante y atrás. Al estar boca arriba, le puedes  flexionar las piernas como pedaleando para fortalecerle las piernas.
  • Producir diferentes sonidos como gorjeos, resoplidos. El te imitará o lo intentará hacer. La estimulación del Lenguaje no la debemos dejar de lado. Muchos de nosotros pensamos que como el bebe no entiende, no le debemos de hablar, pero no es así: debemos hablarle bastante, contarle lo que estás haciéndole para que así él vaya relacionando lo que le haces con lo que le dices. Además que tu voz lo calmará y lo tranquilizará. Recuerda tu voz es algo sumamente familiar para él ya que te ha escuchado desde los 4 meses de gestación.
  • Llamarlo siempre por su nombre.

DE 3 MESES A 6 MESES
A partir de esta edad el bebe está más rato despierto por lo que podemos aprovechar y presentarle más actividades para estimularlo. Podemos organizar las actividades para realizarlas en la mañana y en la tarde. El momento ideal podría ser cuando el bebé recién se despierta de su siesta antes de alimentarlo y también después de alimentarlo. Un bebe con hambre, sueño, fastidiado, no va a aprovechar bien los estímulos que le presentas.

  • Colocarlo boca abajo sobre la cama y tocar una campanita o una sonaja para que levante la cabeza.
  • Ayudarlo a girar, a voltearse tanto de boca arriba a boca abajo y viceversa. También puedes ayudarlo a voltearse.
  • Levantarlo hacia ti cogiéndolo de las manitos pero que él haga el esfuerzo de incorporarse.
  • Cuando tenga un buen control de cabeza, sentarlo apoyado con cojines.
  • Colocarlo en el “jumping” o saltarín.
  • Darle objetos de diferentes texturas y tipos de materiales para que los agarre.
  • Ofrecerle objetos de un tamaño adecuado para que pueda pasarlos de una mano a otra.
  • Ayudarlo a palmotear sus manos.
  • Darle dos objetos para que los golpee entre sí.
  • Colocarlo delante del espejo ya que sonríe al ver su imagen en él.
  • Colocarlo frente al espejo y llamarlo por su nombre. Decirle: “Ahí está......”
  • Jugar a las escondidas. Taparle la carita para que se la destapes; ayudarlo para que luego él se la destape. También escondiéndote detrás de la cuna, puerta, etc.
  • Alentarlo a que coja su biberón cuando se está alimentando.

TIPS  VARIOS

  • Cuando le des su papilla, no le des juguetes ni le prendas la TV. Aprovecha este momento y convérsale, cántale, míralo. Le puedes dar pedacitos de pollo, carne para que los lleve a su boca (8 meses) o un poco de su papilla para que el juegue y se la lleve a la boca mientras tu lo alimentas.
  • 8 – 9 meses Enséñale a tomar agua de su vasito con pico; así el se servirá cuando lo desee y empezará a ser más independiente.
  • Para incentivarlo a que levante su cabecita (2 – 3 meses) y se apoye en sus antebrazos, colócalo en tu cama y a la altura de tus ojos (tu te sientas o arrodillas en el piso) llámalo por su nombre así él levantará su cabecita, reforzando su cuello, dorsales y lo estimularás a que se vaya colocando en esta posición.
  • Enséñale a bajarse de la cama. Ponlo boca abajo con las piernas hacia el piso. Arrástralo colgando sus piernas y ayúdalo a bajarse. Explícale lo que estás haciendo. Vuelve a repetir llevándolo hacia el borde de la cama, explicándole que tiene que voltearse y lo ayudas a bajarse. Le va a gustar. Apláudelo para que sepa que estás contenta con ese logro. Hazlo repetidas veces. Igualmente con las escaleras.
  • Ponlo frente al espejo para que se estimule con su misma imagen
  • Cuando vayas en el auto SIEMPRE lleva a tu hijo en su asiento y si es mayor (5 años) sujetado con los cinturones de seguridad.
  • Enséñale desde temprana edad a limpiarse los dientes. Dale un cepillo para que se los cepille y vaya adquiriendo este hábito.
  • Antes de darle una fruta, enséñasela completa. Puede ser un mango: Delante del bebe pélalo, córtalo y se lo das para que conozca la fruta entera. Es una excelente manera de que las vaya conociendo. Dale frutas como la mandarina o el plátano para que solito las pele. Así trabajará su motricidad fina y se distraerá mientras come la fruta.
  • A partir de los 2 años ponle cuentos en CD´s o en cassettes para que vaya escuchando el cuento y se lo vaya imaginando sin apoyo de la figura.
  • La buena alimentación y el apetito de tu hijo dependerán de que no se llene de dulces, pasteles y helados. No lo “premies” con esas cosas, ni lo condiciones si es que no quiere comer. Si no quiere comer es que no tiene hambre; porqué no tiene hambre? Comió un chupete antes del almuerzo? Analiza las razones por las cuales no come. Tampoco lo consueles con golosinas.
  • Si tu hija se despierta muy temprano en la mañana, ponle unos cuantos juguetes en su cuna para que se distraiga, juegue sola y tu puedas dormir un rato más. Déjale un biberón de agua....
  • Desde pequeño, léele cuentos. Al principio pueden ser de tela, de plástico, más delante de cartón duro y a los 2 – 3 años ya pueden ser de hojas delgadas. Que el bebe los manipule y te ayude a pasar las hojas.
  • Cuando lo lleves a dormir, déjale una lucecita de bajo voltaje para que si en caso se despierte, no tengas que prender una luz más fuerte y la termines de despertar.
  • Al darle de lactar o Le des su biberón de la noche, deja la luz lo más tenue posible para que no se despierte del todo. Así aprenderá a diferenciar el día de la noche y se volverá a su cuan ni bien termine de alimentarse.
  • Acostarlo con música clásica como parte de la noche. Lo ayudará a calmarse y relajarse.
  • A la hora de comer, no cometas el error de combinarle una cucharadita de salado con una de dulce. Darle cada plato completo para que así también sepa diferenciar sus sabores

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player